Disfruta del Verano y del resto del año en Forma Perfecta y Saludable.

A propósito de nuestro Webinar, queremos compartir contigo un artículo sobre cómo mantener tu bienestar físico y mental para este verano y en todas las épocas del año.

¿Quién no se ha propuesto alguna vez, especialmente cuando se acerca el verano, adquirir nuevos hábitos para conseguir un estilo de vida saludable? Llegan las ansiadas vacaciones y nos toca desconectar. La playa, la ciudad, la montaña, cualquier lugar es ideal para pasar unos días de relax.

Para nadie es un secreto que nuestra vida ha dado un giro radical este año. Hemos estado inmersos en una situación desconocida en la que hemos pasado prácticamente más de 5 meses recluidos en nuestras casas, por lo cual hemos tenido que limitar nuestros movimientos y salir solamente para lo verdaderamente necesario, y ahora que iniciamos la fase de desconfinamiento, se acerca una de las temporadas más esperada por todos la cual es el “Verano”.

Época en la cual siempre se quiere romper con las rutinas y queremos disfrutarla al máximo, vamos a querer hacer todo lo que quizás nos hemos reprimido estos meses.

¿Pero por qué nuestro foco siempre es el verano? ¿Acaso no tenemos el mismo cuerpo todo el año? Dependiendo de cada estación debemos preparar nuestro cuerpo, por ejemplo, fortalecer nuestro sistema inmune para invierno y primavera ya que en estas estaciones somos más propensos a sufrir de patologías respiratorias, en verano debemos cuidarnos del sol, de los desórdenes con nuestra alimentación y sobretodo mantener nuestro cuerpo hidratado.

Por lo tanto, debemos apuntar a cultivar un estilo de vida saludable ya que es fundamental para gozar de un bienestar completo en todas las temporadas del año. Para iniciar este camino, primero que todo debemos dejar a un lado los cánones de belleza establecidos, que sólo hablan de un cuerpo “perfecto” creando la idea que esto es Salud, donde hay que lucir de una forma para que estés bien contigo mismo, cuando no lo es.

Al hablar de un CUERPO SANO primero debemos entender qué es LA SALUD, según la OMS “la salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades”.

Como vemos el estar saludable va más allá del cuerpo, también tiene que ver con nuestra mente y nuestras relaciones sociales.

Entonces… ¿Aún crees que estos factores sólo debes cuidarlos en verano?

Te proponemos unos consejos para que disfrutes tus vacaciones de verano y tampoco dejes de lado el resto de épocas del año:

1) Seguir comiendo sano: El hecho de que salgas más veces a comer no tiene por qué ser sinónimo de comer mal, y si ésto pasa (que suele pasar) te aconsejamos que contrarrestes y cuides más (no comer menos, sino más sano) el resto de comidas del día, la base para una alimentación de verano saludable deben ser los alimentos frescos como verduras y algunas frutas de temporada, además de proteínas suficientes y grasas muy saludables.

2) Mantente [email protected]: Toma mucha agua, siempre lleva contigo tu botella de agua filtrada o purificada, para que de una forma u otra puedas evitar las bebidas azucaradas y endulzadas. Y sobre todo no esperes tener sed para hidratarte. Si ya llevas una alimentación estilo low carb (baja en carbohidratos), no puedes olvidar agregar pizcas de sal natural a algunos de los vasos de agua que bebas, así lograrás un efecto hidratante más óptimo.

 3) No olvides los pescados: Siempre y cuando dejemos los rebozados a un lado, el pescado y el marisco son dos variedades de alimentos que nos servirán para mantener unas comidas saludables. Éstos nos aportan proteínas y minerales variados, nos ayudan a la producción de hormonas, a reparar tejidos corporales y a transportar el oxígeno y el dióxido de carbono por la sangre sin olvidar que también generan un alto porcentaje de ácidos grasos y Omega 3 a nuestro organismo…

4) Toma menos café y descansa más: Un alto consumo de cafeína afecta nuestro sistema nervioso, dispara nuestro cortisol e incluso impide la pérdida de peso. Durante las vacaciones trata de bajar su consumo, aprovecha y haz que tu cuerpo descanse y baje sus niveles de alerta, sin duda tu sistema inmunológico, digestivo, nervioso… Todo tu cuerpo lo va agradecer.

5) Aprovecha el entorno: En vacaciones (verano) estamos más en contacto con el agua, aprovechemos la piscina o la playa para hacer ejercicio. No sólo estamos hablando de nadar, en la playa o piscina podemos hacer ejercicios o rutinas de fuerza e incluso correr, imagínate salir a trotar, hacer yoga o algo de cardio disfrutando de las puestas de sol que la naturaleza nos regala ¡Soñado! Además, puedes obtener tus 10 minutos diarios de exposición solar para activar la Vitamina D y mejor aún si lo haces descalzo, haciendo grounding: te reconectarás con la tierra.

6) Intenta descansar sin horarios ni alarmas: Cuando trabajamos, solemos utilizar alarmas para despertar. Ésto muchas veces hace que nuestro descanso no sea del todo bueno y que se vean interrumpidas las fases de sueño. Siempre que puedas, duerme sin horarios ni alarmas, con el pasar de los días te darás cuenta de que hay ciertas horas o momentos donde te despiertas más [email protected] Aprovecha las vacaciones para escuchar a tu cuerpo y ver cómo descansa mejor.

7) Protégete del sol: Recuerda que, para activar Vitamina D, basta con 10-15 min diarios. Para el resto del tiempo, debes protegerte, ya que no quieres llegar a una quemadura o inflamación. Utiliza cremas acorde a tu tipo de piel que tengan protección solar (busca siempre fórmulas limpias y lo más libre de tóxicos posible), recuerda ponértelo 30 min antes y repetirlo cada 2-3 horas si es necesario. También puedes utilizar ropa o accesorios con filtro solar.

Te recomendamos también que intentes cambiar alguna rutina que hayas querido modificar desde que inició el año, aprovecha de hacer actividades diferentes y disfruta las largas horas de sol para salir y atreverte a realizar cualquier actividad física, eso sí… no te olvides de los consejos que te dejamos para que pases tu verano y TODO del año de forma perfecta y sobretodo SALUDABLE.